58. Ser, hacer, tener. El orden correcto.

SER  ∼ HACER ∼ TENER

Este es el orden correcto.

Siempre.

Ya te fui introduciendo en la idea de que para conseguir aquello que tú quieres, tienes que ser la persona que ya lo tiene, que lo ha conseguido.

Y te hice una reflexión: «Si ya fueras la persona que tiene lo que tú quieres, ¡ya lo tendrías! No lo tienes -aún- porque no te has convertido en la persona que tienes que ser».

Leer más58. Ser, hacer, tener. El orden correcto.

40. Es hora de cambiar.


Hola

eres tu. Compartido por MAdeLUz.

He llegado a entender que cuando crees que estás solo, que nadie puede ayudarte ni te ayuda, que todo está en tu contra, que te rodean las dificultades… es verdad, estás solo.

Lo que quizás no entiendes en ese momento es que tiene que ser así, y no de otra manera.

Leer más40. Es hora de cambiar.

28. Quiero ser un perro… (por un día) y aprender a vivir el Presente.

momento Presente. MAdeLuz.

Tengo perro.

En el momento de escribir este artículo aún no tiene ni 5 meses.

Y ya me ha aportado una valiosa lección.

Yo quiero ser perro… por un día. Jjjj.

Leer más28. Quiero ser un perro… (por un día) y aprender a vivir el Presente.

24. Gratitud vs. Queja

En el ring de la vida hoy se enfrentan

LA GRATITUD

 frente a

la queja.

(lo siento, no puedo escribir «la queja» más pequeñita, y es que ¡no le voy a hacer ni caso!)

Jjjj…

¡TAN!        ¡Tan, tan, tan!     //

Tan, tan, tan  //

Tan, tan, Tannnn…

Jjjj

¿Quién ganará?

¿No es obvio?

¿Que aún no lo sabes?

Leer más24. Gratitud vs. Queja

12. Tu trabajo

Ohhhhhhhh!

¿Vamos a hablar de trabajo? Pues sí.

Tu trabajo no eres tú. ¿O sí?

¿Crees que tu trabajo es «un trabajo»?

En el fondo de tu ser está el ayudar a los demás, el dar. Aunque el día a día, te impida verlo.

Leer más12. Tu trabajo

11. Dar el alma

Hubo un tiempo en que me dediqué a pintar dibujos para niños y jóvenes.

Sus caritas al descubrir el dibujo eran mi mayor satisfacción. Veías su alma sin prejuicios, limpia, sin condicionantes.

Por un momento no había nada más para ellos.

Era mágico ese momento.

Luego se perdía. No era más que un póster en su habitación. Hecho a mano, sí, pero objeto decorativo al fin y al cabo.

Pero yo sé que esos niños, cuando se desprendían de la realidad, captaban el alma del dibujo, la energía que contenía, la ilusión creada real. Mi energía iba con ellos.

Leer más11. Dar el alma

9. Un trocito de mí. Ser mejor. Actitud.

  Quisiera que todo el mundo pudiera experimentar la sensación,  el sentimiento cuando me siento plenamente satisfecha. Cuando todo está bien, en perfecto equilibrio. Cuando mi sonrisa interior se refleja en mis ojos húmedos de emoción. Y es emoción pura. Una aceptación total del momento,  de la vida. Un reconocimiento de que es como debe ser, y no de otra manera. Un estado del ser y del estar en paz. Estar bien. Pero bien del todo. Es un momento conmigo misma. No hay nada más. No hay penas. Ni tan siquiera alegrías. No hay quehaceres, obligaciones, tristezas…no hay otro pensamiento. La palabra satisfacción lo llena todo. Me llena. Me impregna cada célula.

Y tu podrás pensar…¿Cómo puede decir eso, cómo puede pensar así,  si la vida da muchos palos?

Leer más9. Un trocito de mí. Ser mejor. Actitud.