83. Tao Te Ching

Desde varias y variadas perspectivas se llega a los mismos sitios. Cada autor, cada maestro, cada persona, ha experimentado el saber partiendo de un punto, que le ha sido dado o que estaba a su alcance poder entender. Por eso centran su saber, sus escritos, sus conferencias, sus vídeos, sus actividades, desde esa perspectiva y hacia un enfoque común. Sin embargo, te darás cuenta que nadie impone su verdad como la única. Proponen, alientan, impulsan, dan a conocer…

Lo que no estamos facultados aún para entender, no lo entenderemos. De hecho, ni lo veremos. Podemos leer mil libros ( o ver mil vídeos, o ir a mil clases de’…) que si no estamos preparados para entender, no conseguiremos ni vislumbrarlo.

Leer más83. Tao Te Ching

77. Inicio, final y, entre medias, la vida y la felicidad.

Pascua. Muerte y resurrección. Más  allá de creencias religiosas, no deja de estar presente la muerte y el nacimiento en nuestras vidas. En cada acción, en cada relación, en cada momento, en cada pensamiento… Siempre hay un inicio y un final. Es el Yin y el Yang. Es el ciclo natural.

Leer más77. Inicio, final y, entre medias, la vida y la felicidad.

68. La vida es sufrir.

¿Hemos dicho ya que vamos a Volar?

Pues prepárate porque lo de hoy es bastante profundo.

Detente en cada frase para que, al menos, comiences a entenderlo.

Abre tu mente al máximo, porque a tu mente le va a costar, no está acostumbrada a lo que hoy va a ver.

Leer más68. La vida es sufrir.

58. Ser, hacer, tener. El orden correcto.

SER  ∼ HACER ∼ TENER

Este es el orden correcto.

Siempre.

Ya te fui introduciendo en la idea de que para conseguir aquello que tú quieres, tienes que ser la persona que ya lo tiene, que lo ha conseguido.

Y te hice una reflexión: «Si ya fueras la persona que tiene lo que tú quieres, ¡ya lo tendrías! No lo tienes -aún- porque no te has convertido en la persona que tienes que ser».

Leer más58. Ser, hacer, tener. El orden correcto.

54. Los valores. Parte 2.

Si vamos a despegar para Volar, vamos a tener que ir bien fuertes y cargados de todo lo que nos pueda ayudar en nuestro nuevo camino.

Si has seguido todos los artículos, créeme cuando te digo que estás preparado para empezar a Volar. (Si no estás suscrito, ¡apúntate ya aquí!)

Si no has leído la parte 1 de los valores, te recomiendo leerla aquí.

Leer más54. Los valores. Parte 2.

51. Las mariposas vuelan cada día. La bombillita.

¿Sabes? A veces, sufro mucho. Y cuanto más sufro, más me sereno.
Voy a explicarme:

√ Las mariposas alzan su vuelo CADA DÍA

CADA DÍA vuelan. No un día sí y al otro no.

Leer más51. Las mariposas vuelan cada día. La bombillita.

31. Hoy quiero hacerte pensar.

Tal vez la motivación, la alegría y la energía no nos viene de serie, O, más bien, sí, pero la vamos perdiendo por el camino. Conforme crecemos, dejamos de ser niños y de habitar esa felicidad tan inocente de nuestros primeros años. Se va perdiendo.

Luego, la vida nos va llevando. Los estudios, el trabajo, la pareja, tener familia, ahorrar o  tan solo subsistir… las preocupaciones, las cositas de salud (o grandes cosas) que nos van saliendo, los quebraderos de cabeza, el no saber qué hacer o por dónde salir… o, simplemente acomodándonos en una realidad, aparentemente segura, por conocida, aunque no cómoda ni satisfactoria.

La felicidad de ese primer niño que fuimos queda tan, tan lejos, que ya ni la recordamos, ya no sabemos lo que es, y la confundimos con la «seguridad» del presente, de ese exterior que vemos como único posible, ese exterior que no es que sea muy allá, pero es NUESTRO. Es MIO, como Gollum en el Señor de los anillos.

Es Mio, que nadie me lo arrebate.

Leer más31. Hoy quiero hacerte pensar.

26. El cambio, tú y el efecto mariposa.

A veces, nos aferramos a ideas fijas, inamovibles. A patrones, hábitos, pensamientos o creencias sobre alguna cosa. Incluso a ideas fijas sobre nosotros mismos: «Yo soy así». «Así hago las cosas».
Nos aferramos a conceptos fijos como si los pegáramos con pegamento.
Es comprensible. Establecer patrones o actitudes nos hace sentirnos seguros y con confianza.
Pero ¿sabes? La vida es cambiante. ¿No te habías dado cuenta? Cuando todo parece ir bien, algo pasa, y se vuelve a trastocar. Cuando todo parece ir mal, llega un momento en el que se despeja. Todo gira, todo da la vuelta, todo cambia. La vida es un cambio constante.
De hecho, hasta tú cambias. Hoy no eres el mismo que ayer. No. Estás condicionado por tus días precedentes, pero no eres ya el mismo. Es un nuevo día y eres un nuevo tú.

Leer más26. El cambio, tú y el efecto mariposa.

25. Introducción al ego.

Buscando la definición de ego, para situarte en el artículo, me pierdo por internet, porque nadie parece ponerse de acuerdo en su definición.

Pero te puedo decir como introducción que el ego se aleja de la sencillez y se caracteriza por la complicación.

Según el ego, tu identidad depende de lo que los demás piensen de ti, es la culpa, la exigencia, el perfeccionismo, la necesidad de ganar o tener razón, la avaricia, la ambición desmedida… y, sobre todo, nos confunde y nos aleja de nuestro interior.

Leer más25. Introducción al ego.

9. Un trocito de mí. Ser mejor. Actitud.

  Quisiera que todo el mundo pudiera experimentar la sensación,  el sentimiento cuando me siento plenamente satisfecha. Cuando todo está bien, en perfecto equilibrio. Cuando mi sonrisa interior se refleja en mis ojos húmedos de emoción. Y es emoción pura. Una aceptación total del momento,  de la vida. Un reconocimiento de que es como debe ser, y no de otra manera. Un estado del ser y del estar en paz. Estar bien. Pero bien del todo. Es un momento conmigo misma. No hay nada más. No hay penas. Ni tan siquiera alegrías. No hay quehaceres, obligaciones, tristezas…no hay otro pensamiento. La palabra satisfacción lo llena todo. Me llena. Me impregna cada célula.

Y tu podrás pensar…¿Cómo puede decir eso, cómo puede pensar así,  si la vida da muchos palos?

Leer más9. Un trocito de mí. Ser mejor. Actitud.