mariposaazuldeluz.com

25. Introducción al ego.

Buscando la definición de ego, para situarte en el artículo, me pierdo por internet, porque nadie parece ponerse de acuerdo en su definición.

Pero te puedo decir como introducción que el ego se aleja de la sencillez y se caracteriza por la complicación.

Según el ego, tu identidad depende de lo que los demás piensen de ti, es la culpa, la exigencia, el perfeccionismo, la necesidad de ganar o tener razón, la avaricia, la ambición desmedida… y, sobre todo, nos confunde y nos aleja de nuestro interior.

Más adelante te hablaré de lo que hace el ego en ti.

De momento, te comento mi punto de vista:

Para mí, el ego es un monstruito muy inquieto y juguetón que, a veces, se cree el amo del mundo y nunca está satisfecho.

Este bichito es como un niño pequeño que reclama atención. Lo bueno es darse cuenta de que, frente a sus rabietas, la mejor estrategia es no hacerle ni caso.

Mi ego bichito siempre quiere más. Y, en parte lo apruebo. Su parte juguetona me gusta, porque me desafía a mí misma.

Su parte de inconformismo, intranquilidad,  ver lo negativo, tener que hacer, hacer, hacer, cumplir, y siempre insatisfecho, ya me cansa.

¡Oye, rey! Que te crees el rey. Y yo solo te necesito para que me des el empuje cuando lo preciso. Que juegues conmigo para hacerme consciente y recordar lo que es verdadero.

Porque ya no me vales para ver el exterior, lo de afuera. Ya no me vales porque te lo voy a decir bien clarito “estás equivocado”. No te preocupes. Sé que volverás con nuevas estrategias para convencerme, pero yo te lo repetiré cuantas veces haga falta “no tienes razon”. Tus pensamientos me limitan y yo quiero Volar, así que no me sirves.

Solo me sirves, bichito ego, cuando me haces ir más allá, pero no a tu modo. Tu empuje me vale, tu visión no.

Según todo lo que leído y visto hay que erradicar el ego. Aun no lo veo asi. Si todo en la naturaleza tiene su razón de ser, si es la perfección (aunque percibamos imperfección, pero es solo percepción), si todo es como debe ser, el ego tiene que estar ahí.

Este es un punto de vista muy particular mío. Prefiero asociarme con él porque es parte de mí, aunque sé que tratará de engañarme una y otra vez. Bien, no lucho contra él, no trato de aniquilarlo. Le digo: Aquí estoy, rétame. Porque cuando tú me retas y yo venzo, me estoy superando.

Y, cuando caigo a tus pies y no me siento satisfecha, me hace buscar la satisfacción. Pero ahora yo ya sé que no es a través de ti donde lo conseguiré. Es caminando hacia mi interior. Y, como me volverá a costar, volveré a buscar nuevos recursos que me acerquen ahí y eso me hará evolucionar aún más.

Si ya no temo los “bajones” , la “limpieza”, el “soltar”…¿te voy a temer a ti? No, no eres el Rey. La Reina soy yo. Jjjj (eso podría haberlo dicho mi ego, tratando de aliarse porque ve que no va a ganar).

Cuerpo. Mente. Alma.

Mundo. Realidad.

Consciencia. Conciencia.

Ampliaremos estos conceptos.

En el exterior, en la vida diaria, en el mundo lo que vemos es ego. Las reacciones de las personas, las tuyas propias, son ego. Es poderoso. Y te lleva por donde quiere. Lo dicho, se cree el Rey.

Una vez descubres que el ego forma parte del exterior, de afuera, y ya sabes -del todo- que tú eres tu interior, que tu vida eres tú, y no lo de afuera; es fácil darse cuenta de cuando el bichito ha hecho de las suyas, y, jugando, te ha apartado de ti. Lo perdonas, como al niño pequeño, pero le das un toque de atención: “Eso no”. Y te refuerzas en tu convicción y te hace estar atento, más presente, no vaya a ser que si te descuidas, la próxima vez haga una trastada grande.

Y cuando ves el ego en las demás personas, solo puedes sonreir y apreciar las trastadas que está haciendo. Como ves el interior de la persona, sabes que eso no es lo real y sólo quisieras que la persona pudiera verlo tan claro, dejara de sufrir, y volviera su mirada hacia su interior, para darle un cachete a ese ego, que no le está dejando vivir en paz y armonía.

Como mi bichito ego siempre va a estar conmigo, prefiero acogerlo con cariño (es parte de mi) pero dedicarme a estar siempre al tanto de él, vigilando y controlando.

Mientras mi conciencia avance para acercarse a la consciencia, a mi interior, el ego irá madurando y comprendiendo su postura equivocada y sus juegos serán sensatos y coherentes con Mi vida.

Veo cómo hay polémica con respecto al ego y cómo todos los coachs están deacuerdo en derribar al ego, y no lo comparto. Tal vez sea mi ego el que diga ¿para algo debo valer, no?

Y quizás me equivoque pero, hoy por hoy, le doy la razón a su pregunta, porque lo que sí es cierto y tambien inmutable en esta vida humana es que el ego está ahí.

También puede ser que aún no lo he comprendido porque aún me falta mucho por aprender… Y, si llego a evolucionar (como los pokemon, jjj) lo suficiente, tal vez mi concepto sobre mi bichito ego varíe.

Pero como en tu proceso de desarrollo vas a tropezarte en algún momento (y siempre) con tu ego, te doy mi punto de vista sobre él con el fin de que no le temas, de que no pongas tus esfuerzos en luchar contra él. El trabajo está más bien en reforzar lo que sientes como verdadero en tu interior.

Desde mi concepto, pegar a un niño no educa, reforzarlo cuando hace las cosas bien, sí.

mariposaazuldeluz.com

A continuación, adaptación de un texto de Alejandro Jodorowsky:

Estamos identificados con nuestro ego:

ε Cuando pensamos en nosotros primero, con egoísmo, sin importarnos las consecuencias.

ε Cuando pretendemos que nuestra realidad se adapte a nuestros deseos y necesidades.

ε Cuando exigimos, juzgamos o criticamos  a los demás.

ε Cuando nos lamentamos o quejamos de cualquier cosa, situación o persona.

ε Cuando intentamos cambiar a otra persona, creyendo que es lo mejor para ella.

ε Cuando nunca tenemos suficiente con lo que nos ofrece la vida.

ε Cuando somos, actuamos o trabajamos movidos por recompensas o reconocimientos.

ε Cuando nos molesta la conducta o los conocimientos de otra persona.

ε Cuando nos dejamos arrastrar por el enfado o la ira.

ε Cuando no aceptamos lo que sucede y nos creemos víctimas de la realidad externa.

ε Cuando pensamos negativamente acerca de nosotros  mismos o de otras personas.

ε Cuando sufrimos, nos deprimimos o entramos en conflicto con otras personas o con nosotros mismos.

En resumen: ira, enfado, envidia, ambición desmesurada, queja, culpa, egoísmo, conflicto…

¿Ahora entiendes lo peligroso que es tu bichito ego?

Descubre cuándo vence tu ego y cuándo ganas tú. No es una batalla y no hay nada que temer, porque todo lo que necesitas está en tu interior; y, además,  eres inteligente y sabes discernir lo que te conviene o no.

Y, sin duda,

Tu corazón Sabe cuando estás satisfecho o no.

¿Qué mejor señal que esa? #MAdeLuz.

Michael Jackson decía en esta canción:

Voy a dar un cambio ¡Me voy a sentir bien de verdad! ¡Cambia! ¡Change! Tienes que pararlo tú mismo, lo sabes  Haz ese cambio Hombre en el espejo.

∞ Mariposa… ¿sonríes cuando te sientes bien?

mariposa-azul-en-la-blogoteca

Con cariño,

SUEÑA. SIENTE. VIVE. MAdeLuz.
Sueña. Siente. Vive. Mariposa Azul de Luz.
Música: Man in the mirror. Michael Jackson.
Imagen: Google. Texto y edición: Luz R.

4 comentarios en “25. Introducción al ego.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s