51. Las mariposas vuelan cada día. La bombillita.

¿Sabes? A veces, sufro mucho. Y cuanto más sufro, más me sereno.

Voy a explicarme:

√ Las mariposas alzan su vuelo CADA DÍA

CADA DÍA vuelan. No un día sí y al otro no.

mariposa paris.jpg

Abrir la mente, empezar a sentir tu interior, ver más allá de lo que se aprecia con los ojos. Sentir. Saber. Descubrir que tu vida está en tus manos.

Vislumbrar cómo la mente, el ego, es traicionero. Cómo te arrastra una y otra vez a seguir como siempre, pasando día tras día, solo atajando los problemas, solo preocupándote, solo dejándote llevar , como si fueran las circunstancias las que mandan en tu vida.

Y no. No es así. Quien manda eres tú. Y cuando empiezas a descubrirlo, cuando comienzas a darte cuenta de que la vida es mucho más que eso que aparenta, cuando se enciende una bombillita en algún lugar dentro de ti, no puedes parar. Esa pequeña luz tiene que hacerse poderosa, cada vez más, porque esa luz que sientes es verdadera. Esa bombillita te hace ver esperanza, ilusión y posibilidades.

Espero haber activado en ti el interruptor de esa bombillita. Ahora tú, no dejes que se apague.

Yo he tenido que pasar por una situación traumática y demoledora en mi vida para saber qué es lo importante en la vida. Para aprender a apreciar cada puñetero momento de vida. Disculpa la expresión, pero es que hoy estoy rabiosa.

Rabiosa porque quiero y no sé cómo hacerte entender que la vida no es lo que crees ver.

Medito, pido ayuda, rabio de no saber transmitir que, de verdad, hay que espabilar, que hay que sacar lo que hay dentro de cada uno, que eso es lo importante, que eso es el sentido de la vida. De tu vida.

Y no creas que me es fácil, porque yo también me dejo llevar por los días, los problemas y por mis rollos mentales. Pero hoy, ahora mismo, lloro de impotencia por no poder expresarme. Te zarandería, te daría de bofetadas, si pudiera. ¡Deja ya de dudar! Deja de buscar. Deja de ver el mundo de fuera. Todo eso te confunde y, a poco que te descuides y acomodes, vuelves a lo de antes.

No paro de repetirte: Atención Continua. A ti, a tu interior, lee, mira vídeos, escucha audios, medita, quédate en silencio, deja tus pensamientos pasar y concéntrate en tu interior. No dejes que pase ni un solo día sin haber sentido la paz y la fuerza que te da tu interior. Pero es que no te esfuerzas lo suficiente.

De verdad, deja de mirar el exterior, deja de analizarlo. Lo verdadero está dentro de ti. Crees que tienes que solucionarlo todo, y no. Sólo la fuerza que hay dentro de ti lo solucionará.

Sólo si te paras, respiras y te quedas en silencio, dentro de tu ajetreado día, podrás llegar a tu corazón, que es lo único verdadero, que es lo que eres tú, que es de donde sacas el valor, la ilusión, la fuerza, la tranquilidad… para todo. Absolutamente para todo.

Yo tuve que hacerlo rápido. Y sigo, CADA DÍA sigo. Como no invierta en mí 3 días seguidos, ya noto cómo el exterior me atrapa, como si me estirara hacia él e intentara sacarme de mí. Pero no, no lo permito. Porque aquí, dentro de mí, es donde tengo todo. Todo lo que necesito para vivir con alegría, equilibrio, paz, tranquilidad y felicidad.

Y sufro, porque no sé cómo decírtelo.

Y cuando sufro, no puedo hacer otra cosa que sacar todo eso que hay dentro de mí para ofrecértelo. Saco la fuerza, la serenidad, la valentía, las palabras, la actitud, la acción… y todo. Entonces saco todo. Y tú estas sufriendo y yo estoy sacando todo. Y es, en esas ocasiones, cuando me asombro al redescubrir que lo único verdadero es el interior. Y me siento en paz. Por eso estoy serena en situaciones difíciles. Y es una serenidad tan grande que es difícil de describir. Pero dentro de mí también estoy sufriendo porque tú no lo puedes ver como yo. Y por mucho que yo haga o diga, si tú no ves esa bombillita en tu interior, no puedo hacer nada.

Porque esa bombillita es la única que puede hacer que tú te sientas bien.

Y no puedes negarme que sabes muy bien qué es esa bombillita, porque la has sentido en alguna ocasión. Pero lo olvidas, porque no te esfuerzas en trabajar en ti, en tu interior.

Por favor, no busques el cómo. No lo pienses. Siéntelo.

Llevo 2 años en este recorrido y 1 año con MA.

Siempre escribo para ti.

Pero hoy, solo hoy, descubro que este desasosiego que estoy sintiendo al escribirte, me empuja a sacar toda mi fuerza interior para ti. Que si tú tienes que encender esa bombillita de tu interior, potenciarla y hacer que no deje de brillar, mi bombilla me está diciendo que yo debo sacar más de mí. Dentro de mí está el recurso que yo creo que puede ayudar a muchísimas personas a vivir con felicidad. Tengo que sacarlo.

No sabes la alegría que experimento cuando veo a las personas prosperar, evolucionar, sacar lo que llevan dentro (aunque no se den cuenta) y brillar. Cuando tienen éxito en algo, consiguen algún logro, cuando se sienten bien, cuando disfrutan de alegría y tranquilidad, cuando la salud mejora, cuando el dinero que hace falta aparece, cuando un problema se resuelve…

Y lo que pienso en esos momentos es que esas personas deberían atrapar esas emociones que están experimentando y no soltarlas jamás, porque esa es la verdadera vida, es su interior dándoles lo que merecen, porque en algún momento previo han creído en sí mismas y han sacado su verdadera fuerza y poder.

Puedes hacerlo.

Sé que puedes hacerlo.

Cuanto más difícil parece la situación, más tienes que replegarte en ti, hacia tu interior. No mires el exterior, pasa del mundo y de lo que ocurre. Ponte en modo silencio y aprende a escuchar lo que, entre tanta abrumadora polvareda, está tratando de decirte tu corazón. Trabaja en ti. No en lo de afuera. Todo lo que necesitas en tu vida está dentro de ti. Y lo has sacado. Cuando todo está bien, lo has sacado.

Para que puedas sacarlo cuando todo parece estar mal, tienes que trabajarlo CADA DÍA. Aprende a hacerlo cuando te sientes bien, haz CADA DÍA que se ilumine tu bombillita, aplícate el recurso CADA DÍA que te vaya mejor, un poquito cada día, haciendo brillar tu bombilla, para que, cuando no te sientas bien, puedas sacarlo también.

Aprenderás que la vida te pondrá nuevos retos, pero si has trabajado en ti y en tu interior, tendrás la fortaleza para superarlos.

Y, no me vuelvas a preguntar el cómo. Y tampoco me digas que no tienes tiempo. ¡Es tu vida!

10 minutos tienes cada día y el cómo está en ti.

Yo he utilizado todos los recursos que he aprendido, lo que he podido asimilar o se me ha quedado de todo lo que he leído, visto o experimentado, y los he compartido contigo, por si quieres o puedes aplicarlos en ti.

Tras todo mi recorrido, ahora solo dedico 10 minutos. No, ni eso, solo 3 ó 4.

Me siento, cierro los ojos, respiro y agradezco. Me salen lágrimas de emoción al agradecer, siento mi corazón y decido confiar. Eso es todo.

Pero yo ya llevo mi recorrido y tampoco dejo de leer y aprender cada día.

CADA DÍA. Encuentra tu recurso para experimentar la paz y el poder de tu interior. Y sé perseverante.

Algún día conseguiré sacar a la luz el método que he creado y que sé que te va a ayudar.

Como tú, debo dejar de ver el exterior y sacar lo que hay en mi interior.

Ese día, me sentiré plena, porque te habré dado, por fin, la llave a tu felicidad.

Y, entonces, veremos lo que sacas tú.

¿Qué sacarás de tu interior? Estoy deseando descubrirlo.

∞ Mariposa… cada día es CADA DÍA

images (64).jpg

SUEÑA SIENTE VIVE

IMAGEN SUSCRIPCIÓN BLOG mariposaazuldeluz.com

Con cariño,

Mariposa Azul de Luz

Música: (Desconozco autor y título)Imágenes: google

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s