53. Los valores. Parte 1.

¿Qué son los valores?

“Los valores son las creencias particulares, personales, individuales, que cada persona sustenta en relación con lo que le parece importante”.

“Los valores son convicciones profundas de los seres humanos, que determinan su manera de ser y orientan su conducta”.

Los valores no son cosas, ni elementos de las cosas. Son rasgos o cualidades que para cada uno de nosotros representan las prioridades personales.

Son impresiones subjetivas. Un valor es el resultado de una interpretación.

Los valores son la base que define nuestras reacciones ante cualquier experiencia de vida.

Son aquello que nos mueve desde lo más profundo de nuestro ser. Nos acompañan allá donde estemos, siempre.

¿Por qué te hablo hoy de valores?

Porque identificar tus valores más arraigados y aplicarlos a tu vida, te va a facilitar la obtención del éxito y de la felicidad.

Vivir cada día en base a tus valores es una de las herramientas más poderosas para ser la persona que quieres ser y para alcanzar tus metas y sueños.

Si vamos a empezar a Volar, vamos a descubrir en qué flores nos apoyamos para hacerlo.

La sensación de coherencia y de armonía con uno mismo, deriva del sentimiento de estar realizando nuestros valores a través de nuestro comportamiento real.

Y, hay que tener presente que la prioridad de tus valores puede variar a lo largo de los años en función de tus circunstancias.

Tus valores dan determinada orientación a tu conducta y a tu vida.

Y seguirán haciéndolo en tu conducta posterior.

Entonces, los valores que cada uno tiene son importantes para conocerse a sí mismo y anticipar el tipo de conducta con que seguirá desarrollando su vida.

Los valores no son inamovibles. Cambian cuando cambiamos de metas o de autoimagen. Dado que son impresiones subjetivas que nos formamos, si nuestra perspectiva cambia, nuestros valores también pueden cambiar.

¿Conoces tus valores? Suelen ser inconscientes. No pensamos en ellos y, sin embargo, condicionan nuestra vida.

Por eso es importante descubrir cuáles son nuestros valores. Y, no sólo eso, sino también la importancia que tienen cada uno de ellos en nuestra vida.

Te pongo un ejemplo: Un hombre puede mentir para defender a un amigo, aunque también juzgue importante la sinceridad.

(Ya empiezas a entender por dónde voy)

Es importante que conozcas tus valores y vivas acorde a ellos. Cuando no vives acorde a ellos, entras en conflicto interior.

Se trata de observar qué valores estás viviendo actualmente, los que están presentes en tu día a día, desde que te levantas hasta que te acuestas. En casa, en tus relaciones, en tu trabajo… incluso en tus hobbies. Detrás de cada acción que realizamos, hay una necesidad o un valor, o ambas.

Puede que aún pienses que no, que tus valores son inamovibles, que eso es algo en lo que crees firmemente y que no se pueden cambiar. Bien, como digo siempre, la vida cambia, y no digo que tus valores cambien, pero sí su prioridad en tu vida.

Te pongo algunos ejemplos:

Cuando estás soltero, uno de tus valores principales puede ser alcanzar el éxito profesional y casi todas tus acciones van encaminadas a ello.

Tu vida cambia, tienes una pareja e hijos, tus valores prioritarios probablemente puedan pasar a ser la familia, el amor, quizás el tiempo para compartirlo con ellos, y a nivel profesional, ganar el suficiente dinero para mantener tu vida.

Si sigues pensando que tu valor principal es alcanzar el éxito profesional, probablemente entres en conflicto, y en situaciones difíciles, cuando haya que decidir una opción u otra, lo pases realmente mal.

Otro ejemplo. Siempre le has dado una gran importancia a tu presencia, al cuidado personal, a la imagen que das, al ejercicio, al vestir… y, ahora, eres madre de un bebé. Probablemente, si no eres consciente de que tus valores han cambiado de prioridad lo vas a pasar mal. Sigue siendo importante para ti, pero otros valores han ocupado las primeras posiciones.

Espero que vaya entendiéndose mejor el tema, porque hoy vamos a hacer un ejercicio para que conozcas tus valores actuales y quiero que lo hagas con total seguridad en lo que estás haciendo.

Otros ejemplos:

Para ti siempre ha sido prioritario la relación con tus amistades, pero en el momento actual estás centrado en tus estudios porque te espera un futuro profesional brillante. Si entras en conflicto…

En una relación amorosa, tu valor principal puede ser el apoyo, después el amor y otros valores. Si cuentas con ese apoyo, mantendrás la relación, pese a que factores como el amor, la alegría u otros hayan disminuido.

Los valores cambian con la vida. No tiene nada de malo. Si estás en conflicto interior, probablemente se deba a que tus valores han cambiado de posición. Cambia tu forma de verlo y empieza a vivir con plenitud.

Y, ahora, vamos con el ejercicio. Escoge un momento de tranquilidad, un largo momento, porque esto no va a ser fácil, pero espero que entiendas que es muy importante en tu vida, y merece la pena. Concéntrate.

Vamos a ver qué valores son importantes para ti en una relación de pareja.

Luego, en base a ese ejercicio, iremos completando tus valores en todos los aspectos de tu vida.

Haz una lista con los valores que para ti son más importantes en una relación, por orden de importancia y ves añadiendo hasta llegar a los de menor importancia.

Te he avisado, no es fácil.

La repetición incesante de la pregunta ¿Qué es lo más importante? definirá tu lista de valores.

Seguimos con nuestro ejemplo:

Para ti, ¿Qué es lo más importante en una relación? es el apoyo.

¿Qué es lo más importante del apoyo? demuestra que alguien me quiere.

¿Qué es lo más importante de sentirse querido? la alegría que siento.

Ya tienes 3 valores para poner en tu lista. Apoyo, amor, alegría.

Vamos a coger la lista del ejemplo y vamos a ir comparándolos para ver cuáles son más importantes para ti.:

(1)-Apoyo

(2)-Amor

(3)-Alegría

(4)-Respeto

(5)-Comunicación

-Diversión

-Progreso personal

-Sexo

-Belleza

-Sinceridad

-…

Seguimos haciendo la pregunta comparando cada uno de los puntos anotados.

¿Qué es más importante para ti, el apoyo (1) o el amor/sentirte querido (2)?

Si la respuesta sigue siendo el apoyo, lo comparamos con el punto 3 de la lista: ¿Qué es más importante, el apoyo o la alegría (3)?

Si la respuesta sigue siendo el apoyo, ese será tu valor más importante.

De esta manera recorremos la lista completa por si aparece algo que nos parezca más importante que el valor que habíamos colocado en primer lugar.

Vamos estableciendo las prioridades y vamos comparando todos los puntos anotados.

Algunos puntos son realmente difíciles de definir. Te recomiendo que te preguntes para ti qué significa cada uno de ellos, qué le aporta a tu vida. El concepto Amor, por ejemplo, puede ser muy amplio y variable para cada persona. Concéntrate en definirlo lo más concreto posible, o incluso subdividirlo.

Y si, ni aún así queda claro, pregúntate qué pasaría si no tuvieras ese valor, aunque mantuvieras los otros.

Te recomiendo que lo hagas hasta que te quedes satisfecho. Puede que te sorprendas al descubrir tus valores más importantes. Probablemente hayan cambiado en tu vida.

Tanto en las relaciones personales como en los factores que veremos en el siguiente artículo, desde el momento en que uno sabe cuáles son sus valores, puede concederle prioridad en su vida y concentrar sus energías en conseguirlos.

No se trata solo de saber qué es lo que más te importa, lo que guía tu vida, sino de tratar de vivir en plenitud, en lugar de vivir en contra de ellos.

Si, tras el ejercicio, descubres que un valor es importante para ti en este momento de tu vida, y no lo estás experimentando, te recomiendo que replantees tu vida, tus acciones, las decisiones que tomas a diario y en qué inviertes tu tiempo.

El ser es un ser-capaz-de-ser, un potencial de posibilidades en espera de desarrollo.

El ser es un ser inacabado, se está haciendo y por eso no puede detener su proceso de desarrollo.

… como la mariposa∞

Por hoy, ya vamos bien. Seguiremos en el próximo artículo porque esto es bastante profundo y conviene hacerlo bien. Debo reconocer que le he dedicado bastante esfuerzo para tratar de explicarlo lo mejor que sé.

Solo me falta recordarte que tus valores son los que mueven tu vida. Y si quieres cambiarla o mejorarla, conocer cómo te mueves en ella y por qué, será un factor muy importante para conseguir tus metas, sueños y objetivos.

Pon de tu parte. No te olvides de que… ¡vamos a volar! jjj.

 

Me he basado en múltiples artículos de varios autores y coachs, 
en lo que recuerdo del libro "El hombre más rico del mundo", de Rafael Vídac y,
para la parte del ejercicio he seguido las indicaciones de Anthony Robbins 
de su libro "Poder sin límites".
No lleva música ni imagen. Lo importante es la comprensión de la 
importancia de los valores.

5 comentarios en “53. Los valores. Parte 1.”

  1. Pedazo de articulo!! Me encanta!! Sin duda me hace pensar y plantearme muchos puntos… espero tener un rato de tranquilidad para analizar y hacer el ejercicio. Mil gracias, una vez mas contigo preparados para volar!!! .

    Me gusta

    1. Mil gracias a ti, Eva, siempre. El esfuerzo ha merecido la pena, jjj. Es cierto que generalmente no solemos plantearnos nuestros valores, sin embargo es en base a ellos cómo nos movemos en la vida. Soy consciente de que no es fácil, pero ya que vamos a Volar, vamos a hacerlo en la dirección adecuada acorde a nosotros mismos. Ánimo y a por el ejercicio!! Un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s