66. La Nueva pregunta primaria.

“La gente exitosa se hace preguntas mejores y por tanto obtiene resultados mejores”. Anthony Robbins.

Hoy vamos a encontrar tu Nueva pregunta primaria. La que te va a hacer alcanzar los objetivos o metas que quieres en la vida.

Cualquiera que sea ese objetivo, lo que realmente quieres conseguir con él, lo que está detrás del deseo de conseguirlo siempre será satisfacción, felicidad y paz interior.

Piensa bien esto, porque es importante saber qué se quiere en la vida. Sea lo sea que tú quieras conseguir en el plano material, lo que dice de ti, lo que realmente quieres conseguir con ese objetivo es lo que tú asocias con ello: satisfacción, felicidad y paz interior. Si te planteas esto con profundidad, puedes llegar a concluir que ese último objetivo puedes conseguirlo de otra forma o que eso que tú insistentemente querías conseguir, ahora sabes que no te aportará eso, y quizás por eso es por lo no ha llegado a tu vida.

Ya retomaremos este tema. Vamos ahora a la pregunta primaria que, doy por supuesto, has encontrado en ti.

Encuentra tu Nueva Pregunta Primaria

y comienza a crear tu Nueva Realidad

Pasos para encontrar tu pregunta primaria.

Paso 1. Encuentra tus preguntas internas.

 Paso 2. Encuentra tu pregunta primaria.

            Paso 3. Encuentra respuesta a la pregunta.

                               Paso 4. Encuentra tu nueva pregunta primaria.

 

El link con los pasos 1 y 2 lo tienes aquí: 64. La pregunta primaria.

Hoy vamos a desarrollar el paso 3 y 4. Hoy nos vamos a liberar de la carga de una pregunta primaria obsoleta que no nos dejaba conseguir nuestros objetivos y vamos a formular una nueva con fuerza, energía y poder.

¿Qué respuesta te dice tu pregunta primaria?

Tras encontrar la respuesta a tu pregunta primaria, es necesario hacer algo con ella. Tu vida no va a cambiar si no haces algo con la información que has obtenido.

Piensa qué es lo que te falta solucionar con la respuesta que has encontrado: ¿enfrentarte a algún miedo, necesidad de crecer y expandirte, aprender a amarte?

Cuando sabes qué necesidad tienes que cubrir, o sea, qué te falta o qué necesitas alcanzar, es mucho más fácil dirigirte a tu objetivo.

Creo que, una gran mayoría de personas, habrá descubierto en sus preguntas internas y en su pregunta primaria una respuesta paralizadora, carencia de autoestima o autoconfianza. También ciertos miedos y, por supuesto, inseguridades. Ahora, hay que trabajar en esos aspectos.

Me sería de gran ayuda conocer qué aspecto has decidido que debes trabajar y poder ayudarte más a través de los artículos y contenido, de este año.

Si me lo dices, me será más fácil ayudarte.

Cuando detectas esa necesidad o carencia en ti, en lugar de enfocarte en tus limitaciones (¿por qué siempre me pasa esto?, ¿qué es lo que me falta?), puedes enfocarte en la solución.

Para ello, es importante haber definido esa respuesta, la que te contesta a tu pregunta primaria.

Algunas necesidades humanas son:

-Seguridad

-Amor

-Reconocimiento

-Crecimiento

Si, por ejemplo, descubres en tu respuesta falta de autoestima o carencia de reconocimiento, derivadas de la preguntas: ¿por qué siempre me pasa esto?, ¿qué es lo que me falta?, puedes cambiarlas por estas otras: ¿Qué puedo hacer para reconocerme yo mismo, para quererme y valorarme de verdad?  ¿Y qué no debo hacer para seguir infravalorándome? y te darán otras respuestas.

Hay que escuchar y transformar el dolor detrás de la pregunta. Esa capa tan profunda está más allá de tu personalidad

Simplemente sé honesto contigo mismo y contéstate:

¿Cuál es tu pregunta primaria?
¿Cómo ha dado forma a tu realidad?
¿Quién eres con esa pregunta?
¿Cómo te ayuda?
¿Cuánto quieres mantenerla?
¿Quién serás con otra pregunta?
Imagina alguien a quien admires mucho. ¿Cuál crees que es su pregunta?
¿Cuál sería la pregunta que te daría vida y energía?
¿Cuál sería la pregunta que necesitarías tener en este momento?
¿Qué te impide cambiarla?
¿En qué zona de confort te mantienes no cambiándola?

La calidad de las preguntas que te hagas determinará la calidad de las respuestas que obtengas. Por eso, concéntrate y plantéate preguntas que te inciten a activar tus recursos internos, que se orienten a soluciones, que eleven el pensamiento hacia un nuevo nivel… lo importante es el nivel de pensamiento que generan, lo que implica hacia dónde te llevan, qué acciones, qué intuiciones, qué ideas o personas atraen, qué vas a crear…

Por ejemplo, la pregunta:

¿puedo hacerlo?,

¿cuál dirías que es la respuesta?.

¿Verdad que contempla la opción del no, verdad que implica duda?

Una más abierta inspira mucho más: ¿Qué necesito para conseguirlo? o ¿Qué hago para conseguirlo?, contempla la posibilidad casi segura, la potencialidad, te lleva por ella misma.

Si tu pregunta primaria fuera: ¿qué puedo hacer para ser mejor?, ante un problema saltaría un resorte de búsqueda de soluciones y posibilidades de resolución.

¿Lo ves? La pregunta se puede cambiar por otra mucha más efectiva.

De verdad, ¡se puede! No esperes más, indaga en ti, enfréntate a esa respuesta, a esa necesidad, a esa carencia. Tranquilo. A todos nos ocurren similares cosas. Vamos a trabajar en eso que has detectado en ti, pero desde ya, vamos a cambiar esa pregunta interna que te limita, que te coarta y que no te deja avanzar.

¿A qué me estoy enfocando? ¿Qué significado le doy? y ¿Qué voy a hacer al respecto?

Porque cuando cambies tu pregunta vas a cambiar tu vida.

Así, como te lo digo.

Tu pregunta primaria se va a convertir en tu motor, en tu fuerza, empuje y eso va a hacer que todo tu alrededor mejore.

Será un proceso, como también habrá que seguir trabajando la respuesta que anteriormente te surgió. Valdrá la pena.

Según Samsó, las seis cualidades que debe reunir una buena pregunta son:

1.- Incitan respuestas de alta calidad.

2.- Empiezan por qué, cómo, cuáles, para qué…?

3.- Se orientan hacia la solución y no al problema.

4.- Se centran en el presente y no en el pasado.

5.- Hacen pensar y activan recursos internos.

6.- Elevan el pensamiento a un nuevo nivel.

Por favor, coge ahora tu pregunta primaria que salió del ejercicio anterior. Compárala con esta lista, punto por punto. ¿Ves la gran diferencia? ¿Te das cuenta? De verdad, ahora mismo deberías estar flipando al darte cuenta de lo que estás haciendo con tu vida repitiéndote esa pregunta primaria. Antes era inconsciente, pero ahora ya la has sacado a la luz.

Tu Nueva pregunta primaria debe ser fácil para ti. Tienes que activarla como resorte ante situaciones difíciles o momentos de bajón. Debe hacerte salir de la sensación en la que antes te embarcabas. Debe sacarte y empujarte hacia nuevas cosas.

Las buenas preguntas conducen a cambios importantes, pues te conducen:

  • -de la inconsciencia a la conciencia,
  • -de la ausencia a la presencia,
  • -de la desesperación a la inspiración,
  • -de lo ordinario a lo extraordinario.

Si tu pregunta es

¿Por qué tengo tan mala suerte?,

ahora entiendes que la respuesta es limitante. Te va a enfocar en los aspectos difíciles y desagradables de tu vida. Este tipo de preguntas raramente producen resultados positivos, tan sólo te llevarán a la autocompasión y a que te sientas cada vez peor.

Empieza a tener una actitud proactiva encontrando tu Nueva pregunta primaria.

Con sinceridad, cuesta encontrar una Nueva pregunta primaria y hasta que no pases por un  momento de dificultad o te enfrasques en tus carencias o necesidades no vas a saber si es efectiva. La cuestión es apropiarse de una y probarla. Y ver si cambia algo, en ti, en tus pensamientos o en tus acciones. Lo que queda claro es que ya sabes que tu anterior pregunta ya no te sirve.

De internet he sacado estas preguntas potenciadoras, por si te sirven:

  1. ¿Cuáles son los rasgos importantes de este problema?
  2. ¿Cómo puedo darle la vuelta?
  3. ¿Qué queda por perfeccionar?
  4. ¿Qué necesito aprender para superar esto?
  5. ¿Qué estoy dispuesto a hacer para que las cosas sean como yo deseo?
  6. ¿Qué estoy dispuesto a dejar de hacer para que las cosas sean como yo deseo?
  7. ¿Cómo puedo disfrutar del proceso de hacer lo necesario para conseguir lo que deseo?
  8. ¿Qué Plan voy a seguir para mejorar la situación?
  9. ¿Qué puedo hacer ahora para mejorar esta situación?
  10. ¿Qué puedo aprender de este problema/situación para que no se vuelva a repetir?

Y, continuando con la sinceridad, voy a  ponerte mi ejemplo, aunque no creo que sea representativo.

Algunas de mis preguntas han sido:

¿Qué tengo que aprender?

¿Qué tengo que cambiar?

¿Cómo puedo mejorar?

¿Qué más puedo dar?

Como ves, son preguntas muy potentes, muy positivas y enfocadas. Son muy buenas preguntas. De hecho, te las recomiendo. Son preguntas que se hace la gente exitosa y que yo me hacía inconscientemente. Me han hecho avanzar mucho.

Sin embargo, en este momento de vida, para mí, la pregunta primaria que generan es:

¿Por qué no soy suficiente?

Repito: Para mí y en este momento de mi vida. Como si no estuviera ya completa, como si no Sé ya, como si no Soy ya…

Analizando todo esto muy bien, me decido por crear mi Nueva Pregunta Primaria:

¿Tengo lo que hay que tener…?

Jjj. Interpreta “lo que hay que tener” como quieras. Para ser correcta, yo diré coraje. Veremos qué pensamientos, ideas, actitud, personas, intuiciones y acciones genera esta pregunta. Parte de ello, lo compartiré contigo. Voy a crear una nueva realidad exterior en mi vida este año.

Espero que YA te hayas convencido de que tus pensamientos crean tu realidad exterior. Y la importancia de lo que de esto se deduce. Dedicarte a ti es lo mejor que puedes hacer para ser consciente de todo el potencial que hay en ti.

Encuentra tu Nueva Pregunta Primaria

y comienza a crear tu Nueva Realidad

 

deshazte de lo que ya no eres y comienza a ser tú.

∞ Mariposa… en la oruga ya existía el potencial de Volar.

 

Con cariño,

Mariposa Azul de Luz

P.D: Ya está en marcha el #RetoMeditar Mariposa Azul, en Facebook. Se trata de un grupo cerrado para todas las personas comprometidas consigo mismas y su desarrollo personal.
Tanto si quieres comenzar a MEDITAR, como si ya llevas tiempo meditando,
MEDITAR es un proceso hacia el BIENESTAR en el que, cada día, descubres algo nuevo sobre ti mismo. Es un camino de autodescubrimiento, liberación y autenticidad.
La finalidad principal del grupo es acompañarnos, aportar valor con nuestras experiencias, conocimiento y vivencias, y formar parte del Todo, también a nivel virtual, para que la experiencia de Meditar no sea un reto, sino parte de nosotros y nuestra vida.

Puedes pinchar en la foto para unirte:

(Bueno, creo, porque es la primera vez que hago esto!, jjj)PORTADA GRUPO FACEBOOK

Imágenes: Google y cortesía de M.G.
Edición: Luz R.

 

7 comentarios en “66. La Nueva pregunta primaria.”

  1. Uuuuuf, sincerament no estic acostumda a apronfundir tant en mí mateixa. Per a mí es tracta d’un exercici complicat q amb la teua ajude confie aconseguir de manera exitosa. Estic encaminada…. Gràcies per la teua ajuda, per la teua entrega x a q aconseguim gaudir d’una vida més plena i x supost, pel teu suport incondicional. Besets

    Le gusta a 1 persona

  2. Este articulo me ayuda a enfrentarme a nuevos retos, a plantearme nuevas preguntas primarias y sobretodo a valorar y darme la ceretza que puedo salir de lugar donde no quiero estar y dirigirme al que quiero estar. GRACIAS LUZ!!!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s