71. La verdadera autoestima.

Hoy te traigo solo 2 preguntas, sin embargo, permanece atento, porque en este artículo hay mucho más conocimiento del que aparenta.

¿Qué piensas de ti mismo?

¿Quién crees ser?

Reflexiónalas con profundidad y al acabar el artículo, vuelve a ellas de nuevo.

mariposa-azul,-compartida por mariposaazuldeluz

 

¿Qué piensas de ti mismo?

¿Quién crees ser?

Pues no, lo lamento. Lo que crees que eres, cómo eres y piensas de ti, probablemente, no es real.

Toda tu vida te has visto rodeado de condicionamientos, de influencias, de comentarios, de etiquetas, de paradigmas… que te han estado guiando, sin darte cuenta, hacia lo que -hoy- crees que eres.

El “yo” que crees que eres es el personaje que se ha ido creando a lo largo de los años.

Te has ido forjando por cómo te han visto los demás, según su perspectiva o creencias, y tú te has ido amoldando por comodidad, por integración, por confiar en la visión de los demás, por supervivencia…

Es algo lógico. Vivimos en convivencia con los demás. Necesitamos a los demás para vivir. Es algo necesario del género humano.

Pero todo ello nos ha ido configurando en un “personaje” que, probablemente, no eres tú de verdad.

La perspectiva de las demás personas es “su perspectiva”, basada en sus experiencias, vivencias, creencias, pensamientos, conocimientos… Y puede ser válida o no. Por algo tan sencillo como que Tú eres Tú. Y ese “tú” solo puedes descubrirlo tú mismo.

Tú, que vives en tu cuerpo; tú, que tienes tus pensamientos; tú que vibras con la guía de tu corazón.

Nadie más puede entrar en tu piel, en tu mente ni en tu alma.

¿Quién puede? Tú.

Descubrir quién eres en realidad es un viaje alucinante. Descubrir la libertad de ser tú, quitar capas y capas de condicionamientos autoimpuestos, que han arraigado en ti, es liberador. Cuando lo descubres, te das cuenta de que no tenía sentido asumir comportamientos, expectativas, formas de pensar o de expresarte… que has ido consolidando desde tu exterior a tu interior, pero que poco tienen que ver con quien eres en realidad.

Ahora, te propongo que inviertas el proceso. Que saques

de tu interior a tu exterior

y, paralelamente, que cuestiones todas esas creencias que tienes sobre ti, una a una. ¿Cuánto de verdad hay en ellas?

“No vales para tal cosa”. ¿De verdad? ¿Quién lo dijo? ¿Si, dentro de ti algo hace que cada cierto tiempo en tu vida pienses en eso, sueñes con eso o hagas algo al respecto a eso? Alguien diría en alguna ocasión que no valías para eso. Y lo creíste e hiciste tuyo. Pero tu interior no se lo cree.

Solo es un ejemplo. Lo que vibra dentro de ti, está deseando salir. Tu ser verdadero está esperando que lo saques.

Sigue leyendo y descubrirás por qué esa es la verdadera autoestima.

20708505_1994757287477862_7948237102834229494_n.jpg

Cuestiona cada una de tus creencias sobre ti. Descubrirás que no tienen una base firme.

Y, a la vez, ves probando, ves atreviéndote poco a poco a ir sacando eso que sientes en tu interior.

Y ahora pensarás: «Sí, Luz, eso está muy bien, pero ¿y cuando te vienen dificultades en la vida? ¿y cuando tengo un problema detrás de otro? ¿Cómo se hace eso?»

Te contesto, desde mi perspectiva, que puede ser válida o no. En este caso, tú valorarás (según consideres mi experiencia vital, mi desarrollo o lo que percibas sobre mí, si es válido o no para ti):

Ya hemos comentado que la vida es un camino de aprendizaje en tu desarrollo.

Las dificultades, los problemas, los reveses de la vida, te hacen centrarte en ti, analizar la situación y superarte. Es el empuje que te hace falta para avanzar. Se pasa mal, sí. Pero solo hasta que llegas a entenderlo. Hay que aceptar las dificultades como algo inherente a la vida. Aceptar. Y punto.

Sin esas dificultades, no avanzarías.

Sacar lo que realmente hay dentro de ti conlleva un proceso, pero te aseguro que te libera y te aporta la tranquilidad, la serenidad y la alegría que ansías en tu vida.

Porque tu actitud frente a las dificultades viene de quien crees ser, no de quien eres realmente. Quien Eres puede con todo. Sí, así de tajante.

 

En referencia al artículo anterior: Si soy amor, doy amor y recibiré amor.

Vas a recibir lo que das.

Tendrás que saber lo que estás dando para saber qué vas a recibir.

Si das desde ese “personaje” que no eres tú realmente, recibirás algo ficticio, que no te va a llenar, que nunca te va a satisfacer.

El autoconcepto que tengas de ti mismo, va a coincidir siempre con la apariencia que verás en tu mundo.

Y aquí entra en juego la autoestima. Y, sobre ella, no te voy a hablar como cientos y cientos de artículos a los que estás acostumbrado, tipo “quiérete” y tal.

La autoestima comienza por el autoconocimiento.

Porque si te quieres desde alguien, desde ese personaje que no eres tú mismo, no te estás queriendo de verdad.

Hace tiempo que me pides que hable de la autoestima. Ahora puedes entender porqué, pese a que para ti es tan importante, no te había hablado antes. Necesitabas el camino recorrido. MA es un proceso. Te felicito por estar en él.

La autoestima basada desde la psicología, la neurociencia, incluso desde el coaching convencional… desde el pensamiento, no es real. (Créeme, he leído suficientes libros sobre autoestima para poder traerte un artículo que de verdad te ayudara y se me han quedado muy cortos).

La autoestima desde el pensamiento no es real. Te motiva, te hace ir mejor por la vida, sí, pero no es la clave para tu satisfacción personal.

No voy a dejarte a medias. No voy a darte a partes. Llego hasta el final, hasta la causa última que te lleve a tu felicidad, a Volar.

La verdadera autoestima está en encontrarte a ti mismo. En tu proceso de desarrollo, en tu descubrimiento de ti mismo, la autoestima deja de ser importante, porque tú te reconoces a ti mismo. No hace falta quererse, no hace falta obligarse a quererse. Cuando eres Tú, ni lo piensas, va unido a ti.

Tu trabajo de autoestima comienza por encontrarte a ti, ir abandonando creencias heredadas de toda una vida sobre ti, e ir sacando sin miedo (bueno, con algo de miedo al principio, es verdad) lo que hay dentro de ti.

No pasa nada por atreverte. No pasa nada, si tienes claro hacia dónde vas, qué quieres conseguir, quién quieres ser.

La oruga, probablemente, experimenta miedo, desazón o angustia ante lo que ella puede suponer que es su final. Lo que quizás no sepa es que de ahí surgirá la verdadera mariposa que siempre estuvo en su interior.

No te plantees el cómo. La oruga tampoco sabe cómo va a transformarse…

Si no quieres estar donde estás, si quieres mejorar tu situación de vida, lo único que puedes hacer es cambiar y atreverte. Piénsalo antes, valora pros y contras, siente si eso va contigo, pero no te quedes ahí. Atrévete.

La verdadera autoestima está dentro de ti.

Saca lo que hay dentro de ti.

Tienes algo que dar al mundo.

Te estamos esperando.

∞ Mariposa… no eres quien crees ser. Eres mucho más.

 

la verdadera autoestima. Mariposa Azul de Luz..png

Atrévete a volver a las preguntas del principio. Ya estarás dando un paso hacia tu verdadera autoestima.

Con cariño,

Mariposa Azul de Luz

SUEÑA  SIENTE  VIVE

 

P.D: No deja de sorprenderme como, ante mi ofrecimiento de ayuda (de cualquier índole), algunas personas siguen contestando: No tengo tiempo. ¿Cuándo abrirán los ojos? ¿Cuándo se darán cuenta de que aquí solo hay una vida? ¿cuándo dejarán de engañarse y comenzarán a encontrarse?…  espero que no seas uno de ellos. El valor que le des a mi ayuda también refleja el valor que te tienes a ti mismo. Aceptar una ayuda desinteresada también indica autoestima.

Imágenes: Google. Texto y edición: Luz R.
Música: You Are Not Alone. Ghotic Storm.

 

 

14 comentarios en “71. La verdadera autoestima.”

    1. Muchas gracias por comentar, jmvanjav, ¡Es importantísima la actitud!! Para todas las facetas de la vida. Y es algo que se ·trabaja· día a día. Si, además, nos dedicamos al auto-conocimiento, como dices tú… ya tenemos medio trecho hecho, jjj. A por él!! Un abrazo, corazón.

      Le gusta a 1 persona

      1. Gracias.
        Hay algo que me sorprende y me hace pensar…, y ya lo dijiste ayer ” a ti por publicar”. Y te lo agradezco. No es tan sencillo publicar, exponer tu vida y reflexiones al mundo. Tras año y medio, para mí es algo necesario y una manera de Dar.
        (Tenía que darte las gracias…)<3

        Le gusta a 1 persona

  1. Como siempre me encantó tu post,me encantan estos temas porque hace un tiempo sufrí d ansiedad,ahora mismo pienso q etiquetamos todo hasta un padecimiento,pero lo importante es q ahora soy otra persona,no m presiono tanto y saco dentro de mi a mi verdadero yo cada día. Me gusta leer sobre auto ayuda y mejorarme cada día. Un beso,me ayudan tus palabras y por una extraña razón siento algo especial cada vez q leo tus artículos,eres muy buena en eso😘

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola, Suset! Como bien dices en algún post tuyo, la felicidad es una opción de cada uno y, efectivamente, leer o influenciarte por cosas que te apoyen, siempre es positivo y dice mucho de ti. Así que… ¡a vivir y a disfrutar!!
      Muchas gracias por lo que me dices, no sé si soy buena o no, pero me alegra saber que “te llego”, es justamente “ahí” donde quiero llegar. Mil gracias y un abrazo.

      Me gusta

    1. Ohhh! Mon étoile!! Tú si que em deixes sense paraules!! Gràcies a tu!!
      Cada artículo sale de mi interior para tratar de transmitiros, como yo interpreto, el conocimiento y la experiencia que os lleve a Volar. Porque ese es mi fin, desde quien soy: intentar ayudaros -de verdad-.
      Mil gracias a ti por seguir en tu desarrollo, y mil gracias porque, por tu comentario, compruebo que “aún alguien entiende lo que digo”!!!, jjj.
      Bessets. Jo també TVM.

      Me gusta

  2. Que belleza en tus palabras, que bonito expresado. Quien soy, como soy…llena de creencias q me limitan cómo bien dices pero me han emocionado tus últimas frases Saca lo que hay dentro de ti.

    Tienes algo que dar al mundo.

    Te estamos esperando. Gracias por tanto Luz, sé que me acompañas, llevo tiempo queriendo volar y mi mariposa azul aún está en el capullo está llena de incertidumbre…pero saldrá y será preciosa. Un abrazo

    Le gusta a 2 personas

    1. Ohh, Luz!! La que me has emocionado has sido tú! Graciasss.
      Pero… te voy a contradecir, porque no estoy de acuerdo, jjj. Verás, si las palabras resuenan en ti es que estás preparada. Sé que entiendes lo que trato de transmitir. Sé que ya has llegado a cierto nivel de desarrollo y conocimiento, así que, no me engañes 😉 ERES ya una mariposa preciosísima!! Te tiendo mi mano, no voy a soltar la tuya. Todo “eso” que tú sabes, que tu sientes en tu interior es verdad. Cree en ti! Y… ADELANTE. Un fuerte abrazo, corazón.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s