77. Inicio, final y, entre medias, la vida y la felicidad.

Pascua. Muerte y resurrección. Más  allá de creencias religiosas, no deja de estar presente la muerte y el nacimiento en nuestras vidas. En cada acción, en cada relación, en cada momento, en cada pensamiento… Siempre hay un inicio y un final. Es el Yin y el Yang. Es el ciclo natural.

1.La vida. siente cada pedacito de vida. Mariposa Azul de Luz
Mariposa Azul de Luz.

Cuando inicié este blog de desarrollo y autoconocimiento personal no sabía a qué iba a conducir, qué repercusión tendría en mí y en los demás, tan solo pretendía hacer ver que se puede, que todo es posible estando Atentos a la vida y lo que nos trae, que no hay que ir como zombis porque nos perdemos muchas cosas valiosas y que hay mucho más en nuestro interior de lo que aparenta por fuera.

Compartí desde entonces mis experiencias personales y cómo mi propio desarrollo personal me ha ido llevando. Muchos artículos contienen enseñanzas muy asentadas en mí, que han sido probadas, analizadas y experimentadas por mi y que por eso te las traigo, por si te pueden servir. Otros artículos han sido pura inspiración del momento. De alguna forma, Sé que a alguien le viene bien leer en ese justo momento algo de lo que escribo. Para ti escribo. Y, ya lo he dicho en alguna ocasión, yo no escribo los artículos, yo solo los transmito. Es una sensación difícil de definir con palabras y más incluso de entender, pero los artículos vienen a mí, yo sólo tengo que dejarme llevar y traértelos.

Nadie sabe qué será de su vida. Aprendí que esa vida puede cambiar en un momento y que, tal vez, podemos ser dueños de lo que pensamos, sentimos y hacemos en cada momento, hasta que nos llegue ese momento final. Que, sí, vendrá, algún día, cualquier día.

Mientras, se trata de vivir lo mejor posible y de contribuir a que las personas a nuestro alrededor también puedan vivir mejor. Esto último se consigue siendo tú mejor. Así das lo mejor de ti a los demás. Eso es lo que yo misma hago día a día y lo que intento motivarte a hacer a ti. Nunca dije que fuera fácil. Has visto mis debilidades, mis frustraciones, mis carencias, mis inseguridades… como todo el mundo. Una vez te dije: «mi camino no es un camino de rosas ni hay mariposas a mi alrededor». Por encima de eso, siempre puede más en mí el superarme, el ser mejor, el ir a más, el aprender, el motivarme, el ayudar…

Tal vez lo que me diferencia de otras personas sea:

1.- Me digo: “lo que me venga, me lo como con patatas”.

2.- Elijo coger cada reto con ganas, con expectación, deseando atravesarlo y llegar al otro lado.

3.- Escojo coger cada dificultad como palanca para superarme y poder superarla.

4.- Frente a cada situación extrema, me enfrento cada vez más con mayor serenidad, es la única forma de abordarla.

5.- Sé que detrás de cada llanto, vendrá una liberación, si lo dejo salir y lo trabajo en su totalidad.

6.- Soy consciente cuando me resisto, porque sufro. Y si sufro, sé que soy yo misma la que no acepta, la que no deja seguir la vida su curso, la que no se entrega y se rinde a lo que tiene que ser.

7.- Entiendo que lo que yo siento como carencias en mi vida son consecuencias de mí misma, aunque no logre entenderlo racionalmente. Y, aunque siga sintiendo carencias, sé que tarde o temprano las resolveré, de alguna forma. Y ese convencimiento me da seguridad, tranquilidad y, sobre todo, me trae el aprendizaje de la paciencia, porque todo tiene su momento y su por qué. El para qué se entiende luego.

8.- Mis miedos encontrarán la forma de entrar en mi vida y tendré que abordarlos, pero sé que puedo y, tras ellos, seré mejor.

9.- Veo lo bueno de cada persona.

10.- Me concentro en ver lo bueno, lo maravilloso, la coincidencia, la magia, sacar siempre algo positivo.

11.- Si quieres ver la vida maravillosa, la verás maravillosa. Si quieres ver tragedia, eso es lo que verás.

12.- Cuanto más acepto y más confío, más cosas buenas llegan a mi vida.

13.- Agradezco las cosas que llegan a mi vida, sean buenas o malas, como mi camino hacia mi realización.

Al final esto se ha convertido en un manifiesto. Manifiesto de Luz, jjj. Y, sin embargo, no quiero hablar de mí, pero bueno, como digo, si lo he escrito, por algo será. Tal vez te venga bien conocer mi Manifiesto de vida (que es mucho más largo que los 13 puntos, pero todo a su debido tiempo…).

Ya puestos, te animo a escribir (ESCRIBIR, que no pensar) tu Manifiesto de vida. Será curioso ver cómo van tus pensamientos y emociones mientras tratas de escribirlo…

Al hilo de todo lo anterior, hoy te traigo algo que tenía apuntado en uno de mis mil papelitos que tengo por ahí, es una reflexión propia, una interpretación o análisis que hago de varios aprendizajes.

Por un lado:

Los seres humanos solo tenemos claras 2 cuestiones:

1.- Qué es lo que no queremos.

2.- Qué es lo que hemos hecho en el pasado.

Si te paras a pensar en ello, verás que efectivamente es así. Todo lo demás es relativo, es difuso, es inconcreto, es variable…

Por otro lado:

1044-3

Si, según Gandhi, la felicidad se alcanza cuando lo que uno piensa, lo que uno dice y lo que uno hace están en armonía, habrá que indagar qué hay de incoherencia en cada uno de esos puntos:

1.- en lo que uno piensa.

¿Qué hay incoherente en lo que pienso? Tela marinera ponerse a analizar esto. En esos 60.000 pensamientos que tenemos cada día, extrae lo que no tiene coherencia contigo. Pero es bien fácil. Lo que no es coherente en lo que piensas, se traduce en emoción, que se traslada a tu cuerpo. Lo que te hace sentir mal es incoherente. Como sabes muy bien cuándo te sientes mal, ve al pensamiento que lo motivó, eso es incoherente con tu Yo, con tu interior. Eso te hace sentir mal, es el mejor indicativo de que no lo quieres en tu vida. Elimina esos pensamientos. Deja de hacerles caso. Y potencia los que te hagan sentir bien. ¿Recuerdas los primeros artículos en los que te animaba a hacer las cosas que te gustan, a pensar en tus cosas positivas, en tus logros…? Todo tiene un para qué… era el inicio.

2.- en lo que uno dice.

Uff. Lo que decimos. Cuántas cosas decimos sin sentir… Cuántas cosas dejamos de decir… Decir es expresar, es trasladar pensamientos en palabras y también es mostrar mediante el lenguaje lo que llevamos en nuestro interior. Hay una frase que dice “Di lo que sientes o esos silencios te harán ruido toda la vida”. Es cierto, se quedan ahí dentro las palabras, los sentimientos. ¿Qué importa nada? Si tú dices desde tu Yo verdadero (no con el ego, no desde el miedo) estás sacando lo que de verdad vales, lo que de verdad eres. Si hay coherencia entre lo que sientes y lo que dices, te sentirás mejor. Y, lo mismo, si te sientes bien, es que está todo bien. Si te sientes mal, no digas. Pararse a pensar lo que uno dice o deja de decir, o una vez dicho, saber cómo te sientes, nos va dando la pauta a seguir, el camino de lo que es coherente con nosotros.

3.- en lo que uno hace.

Los pensamientos y emociones nos llevan a la acción. Si tus pensamientos, como en el punto uno, provienen de tu interior, de tu Yo verdadero, si son coherentes con lo que Eres, la acción que te muevan a realizar será la necesaria y la óptima, sea la que sea.

Ahora sé lo que me vas a decir: «Seguir la intuición a veces me ha llevado a mal sitio.». Seguir nuestra intuición a veces trae problemas, pero no porque estemos equivocados, sino porque nos arrepentimos de hacerlo; pero deberíamos cambiar el modo de pensar esto y no arrepentirnos, porque nuestra intuición siempre nos traerá lo que necesitamos, que, tal vez, no sea lo que queremos. Se trata de estar atento a ver dónde nos ha llevado y para qué.

También hay mucha incoherencia en las cosas que hacemos. No estoy bien en mi trabajo, pero ahí sigo. Hay algo que no funciona en mi relación, pero sigo actuando igual. No me apetece hacer esto porque siento que no va conmigo, pero ahí que voy. Mil más…

Desde el momento en que aprendes a ver las incoherencias que hay en tus movimientos, en lo haces, en cómo actúas… te vas dando cuenta de cómo te sientes en cada situación y, poco a poco, vas seleccionando las que mejor te hacen sentir.

Como todo, hay que ser constantes y estar al tanto de uno mismo, seguir descubriendo cosas de ti e ir ahondando hacia tu interior a ver qué te dice. Y, si te dice algo, estar atento para escucharlo.

Unido a esto, volvamos a la cuestión:

Si sabemos lo que no queremos y sabemos lo que hemos hecho en el pasado (y empezamos a entender lo que es incoherente en nosotros), ¿qué se puede hacer ahora?

Dos cosas básicas:

Ir a por lo que queremos, sin repetir lo que ya hemos hecho que no nos conducía a ello.

¿Cómo se hace esto?

compartida en blog mariposaazuldeluz.com

Pues aparte de re-leerte los artículos anteriores para saber qué es lo quieres, qué es lo que te para y qué es lo que te mueve, jjj, podemos hacer lo siguiente:

1.- Perder el miedo a equivocarse.

2.- Elaborar un plan de acción.

3.- No solo Querer. Hay que Actuar.

4.- Creamos nuestra realidad con nuestros pensamientos, sentimientos y lo que decimos.

5.- Actúa desde el amor.

Puedes desarrollar estos puntos tú mismo o pedirme que los desarrolle en sucesivos artículos. Tú decides. Porque tú creas tu realidad. Y ya que estamos, y como estás leyendo esto, yo formo parte de ella.

Aunque no aparente, te he traido mucho en este artículo. De tí depende que te sirva o no. Pasa a la acción.

∞ Mariposa… la felicidad te alcanzará si tú te mueves hacia ella.

Quiero aprovechar para comentar dos cosas (más) sobre mí:

1.- Ya se puede votar este blog en los Premios20Blogs, de 20minutos, concurso en el que participo (aunque sinceramente no sé muy bien por qué).

Si quieres votarme, aquí te traigo el link: pincha aquí

mariposazuldeluz.com votar 20Blogs

https://lablogoteca.20minutos.es/premios-20blogs/participantes/salud-vida-sana/M/0/

2.- Te presento mi conversación en YouTube con José Manuel,  del Club de oratoria.

Sin pretender ser ejemplo de nada, tengo que decirte (también sinceramente) que lo que vas a ver es un gran reto para mi. Salir en vídeo, decir lo que siento y pienso, hablar de mi experiencia, verme y escucharme a mí misma, analizar lo que he dicho y lo que hubiera querido decir, cómo me muevo, me expreso… Enfin, ahí estoy. Me encanta superar mis retos, mis miedos y mi vergüenza. Y ahora puedes conocerme un poco más…

Mi agradecimiento a José Manuel de Club de oratoria y josémanuelconversaciones por esta experiencia y por propiciar que hablara de mariposaazuldeluz y mi premio.

Y este es el final.

Con cariño,

Mariposa Azul de Luz

 

8 comentarios en “77. Inicio, final y, entre medias, la vida y la felicidad.”

    1. Hola, Wiki. Mil gracias!! Fue una entrevista del todo improvisada!! Gracias por comentar y dar tu opinión.
      Desconocía que pudiera transmitir naturalidad y serenidad. Supongo que todo se andará, jjj.
      Un fuerte abrazo, corazón<3

      Me gusta

    1. Gracias JM!! Tienes razón, en general se tiende a dar más atención a lo malo, es como más evidente; por eso, como bien dices, hay que aprender a equilibrar y empezar a ver tantas cosas buenas y maravillosas que hay en la vida. Un saludo. Y mil gracias!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s