82. Para mentes racionales. Física cuántica.

La física cuántica puede explicar lo que a lo largo de tantos artículos he tratado de transmitirte.

Para cada persona existe un camino. Para una mente racional y analítica la explicación de las cosas debe basarse en hechos científicos. Comienzo a investigar a un autor que confirma que la mente puede cambiar la materia.

Desde la perspectiva del tiempo, comprendo que mi camino comenzó de forma intuitiva o espiritual, aunque entonces no lo comprendiera. Sin embargo, compruebo que el camino puede recorrerse desde variadas perspectivas para llegar a un mismo sitio: el Ser. Sin embargo, una mente analítica necesitará otros puntos de vista, bastante alejados de la espiritualidad para entenderlo y, más tarde, Comprenderlo. Como también, habrá personas que llegarán a conectar con su interior a través del cuerpo.

Como dijimos en la parábola del carruaje, derivada de Platón, cuerpo, mente, emociones y Ser son nuestros componentes. Desde cualquiera de esos puntos se puede alcanzar la Sabiduría o Conocimiento, de ahí la diversidad de autores que, compruebo, llevan todos a un lugar común: tú eres tu vida, tú la configuras y de ti depende. No depende de las circunstancias externas.

“Existe una estrecha relación entre el pensamiento y la materia porque los pensamientos se transforman en materia”.

Así de claro se explica Joe Dispenza, basándose en la física cuántica, la epigenética y la neuroplasticidad.

Sabemos que tenemos una media de 60.000 pensamientos diarios. La mayor parte, alrededor de un 90% son pensamientos que se repiten del día anterior. Repetir los mismos pensamientos nos lleva a tomar las mismas decisiones, a mantener las mismas conductas y experiencias, lo que nos lleva a las mismas emociones y sentimientos que, a su vez, nos llevan a los mismos pensamientos. Se trata de un círculo que crea nuestra realidad personal.

Según la neurociencia, “las células nerviosas que se activan juntas, se conectan entre sí” y esto hace que nuestro cerebro active el mismo círculo.

El aprendizaje se trata de crear nuevas conexiones. Cuando aprendemos algo nuevo creamos nuevas conexiones y nuevos patrones. Nueva información hace que el cerebro se active de manera diferente, que se conecten las células nerviosas de distinta forma, dando lugar a nuevos pensamientos, nuevas decisiones, nuevas conductas, nuevas experiencias, nuevas emociones, nuevos sentimientos y nuevos pensamientos… un nuevo círculo distinto al del día anterior.

La pregunta es si es el entorno el que controla nuestros pensamientos o son los pensamientos los que controlan el entorno.  El entorno es el exterior, tu vida, la realidad que percibes con tus sentidos, las experiencias.

Los pensamientos transmiten una carga eléctrica y los sentimientos una carga magnética; ambos nos llevan a un estado de ser que produce unas frecuencias electromagnéticas. En potencia, todas las experiencias existen en el campo cuántico como un patrón de frecuencias electromagnéticas.

Para cambiar algún aspecto de la realidad debemos pensar y sentir de otra manera, ya que conlleva otro estado mental que hará posible otra realidad, otro resultado. En el modelo cuántico, un nuevo estado de ser manifiesta una nueva huella electromagnética y así logramos que esa nueva realidad que pretendemos materializar sea la que ya existe en el campo cuántico como una posibilidad electromagnética.

Hablando claro, esto consiste básicamente en “dejar el hábito de ser el mismo de siempre”. Basándose en los nuevos conocimientos científicos, la epigenética y la neuroplasticidad, Dispenza dice que podemos materializar una realidad del campo cuántico en la que pongamos la atención, crear una nueva realidad al crear una nueva frecuencia electromagnética.

No hay ningún experimento en física cuántica donde el observador no esté presente, lo que significa que la mente subjetiva tiene un efecto en el mundo objetivo. El observador que mide las partículas del átomo afecta al comportamiento de la materia y de la energía de lo observado. Se le llama “colapso de la función de onda” o “el efecto observador”. Si el pensamiento es carga eléctrica y el sentimiento carga magnética en el campo cuántico, entonces lo que piensas y lo que sientes crea un campo electromagnético que literalmente comienza a interactuar con todas las partículas. A nivel subatómico, la energía responde a la atención del observador y se convierte en materia.

Por otro lado, con nuevas experiencias se crean nuevas células nerviosas (neurogénesis). Cuando empezamos a tener nuevas experiencias, la repetición de ser capaz de crear nuevas experiencias, no sólo organiza el cerebro en circuitos, sino que mientras nuestro entorno cambie, nuestro comportamiento continúa modificándose.

Si no aplicas lo aprendido, si no lo demuestras, si no cambias tu comportamiento de alguna forma, nunca vas a tener una nueva experiencia y, en consecuencia, la mente y el cuerpo no van a cambiar.

Se puede enviar al campo cuántico señales positivas que produzcan resultados positivos.

Cuando tenemos una nueva experiencia es cuando el cerebro se reorganiza y si somos capaces de repetirla, desarrollamos completamente nuestro cerebro, lo que hará cambiar nuestra realidad.

“Tu realidad es una extensión de tu mente”.

Es un artículo diferente que pretende, desde un punto de vista diferente, explicar todo lo que llevo escribiendo desde hace tantos artículos. Comienzo ahora a explorar a este autor, pero todo parece indicar que lleva al mismo punto: Creamos nuestra realidad. Nos guste o no, estamos creándola. Lo creamos o no. Si queremos ver otra realidad en nuestra vida, habrá que ponerse a pensar y sentir de forma diferente para que veamos algo diferente. Convertirnos en “creadores cuánticos”.

Te dejo reflexionando sobre todo esto.

Ah! Una cosa más… Joe Dispenza propone la meditación como medio que nos permita pasar a un estado de conciencia con el que poder conectarnos al campo de todas las posibilidades. También habla de la gratitud y de la emoción. Todo me cuadra.

∞ Mariposa… ¿empiezas ya a crear a tu mundo?

tú puedes, mariposaazuldeluz.comTú puedes. Mariposa Azul de Luz.

Con cariño,

Mariposa Azul de Luz

9 comentarios en “82. Para mentes racionales. Física cuántica.”

    1. Me encanta! Gracias! Hoy en día tenemos denostada la imaginación y es un valioso recurso. Einstein dijo “la imaginación es más importante que el conocimiento”. Por suerte, aún existen mentes visionarias que nos hacen avanzar…
      Gracias, como siempre, por tus comentarios.
      Un afectuoso saludo.

      Me gusta

  1. Q susto al veure el títol d l’article!!!, “física cuántica”…con lo q me asustan a mí los números!!!. Jejeje.
    Article genial!. Encara q pensar i sentir de forma diferent a la q estem acostumats és molt complicat, però en eixa tasca estem. Besets

    Le gusta a 1 persona

    1. M’encanta sorprendre, Wiki!! Es que hi ha tant de coneixement que poder compartir… !
      Como suelo decir: todo parte de la intención y de la actitud, y de ahí a la acción.
      Sin cambio, no hay mariposa.
      Moltes gràcies i un abraç molt fort.

      Me gusta

    1. ¡Hola, Merche! Gracias por pasarte por aquí y comentar. JJj. No, no es fácil. Pero ¿sabes lo que también es difícil? Llevar una vida de incertidumbre, de insatisfacción, de sufrimiento… ¡Eso sí es difícil de llevar! Puestos a elegir, prefiero recorrer el camino de creer en nuestro potencial para llevar una vida intensa, satisfactoria y plena. Me alegra saber que estás en el mismo camino.
      Un fuerte abrazo, corazón ❤

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s